¿Conoces el concepto de las Casas Net Zero? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para entender cómo puede llegarse al consumo casi nulo.

Ahorra luz con tu factura eléctrica 

 

¿Cómo funciona la factura eléctrica?

No importa el consumo que realices si estás pagando por tu factura un precio más alto del que deberías. Las facturas de luz se componen de dos partes, el término variable, que sí depende del consumo realizado, y el término fijo, que tiene que ver con la potencia eléctrica que hayas contratado al dar de alta luz en tu casa. Esta potencia contratada es la capacidad que tiene el suministro eléctrico para soportar todos los electrodomésticos de la casa encendidos al mismo tiempo sin que se active el ICP (Interruptor de Control de Potencia) o como se dice popularmente, sin que salten los plomos. Muchos consumidores contratan más potencia de la que necesitan y pagan un coste mayor en sus facturas sin necesidad. En el siguiente enlace puede encontrarse más información al respecto sobre trámites de la luz: Aquí

 

¿Cómo escoger la tarifa de la factura eléctrica?

Por otra lado es interesante elegir la tarifa que más nos convenga. Aunque no hay una mejor tarifa para todo el mundo, existen planes energéticos como la tarifa con discriminación horaria que ofrecen las grandes compañías y mediante las cuales se puede ahorrar si se concentra al menos parte del consumo durante la noche. Hoy en día cambiar de tarifa es muy fácil y puede hacerse a través del teléfono o internet. Además, empresas como Naturgy o Iberdrola en Barcelona tienen oficinas comerciales para ofrecer información de forma personalizada. Mediante el servicio de atención al cliente de Endesa o Iberdrola podemos también cambiar de tarifa y encontrar aquella que más se adapta a nuestras necesidades. 

 

El consumo casi nulo

El concepto de las casas Net Zero se basa en lograr que toda la energía que se consuma sea producida en el hogar, es decir, una casa que se autoabastezca con energías renovables y que permita comprar la mínima electricidad posible, ahorrando un gran porcentaje de la factura eléctrica. Además, la casa tiene que contar con una serie de características que la hagan más eficiente con el fin de reducir el gasto energético, entre los que se encuentran las siguientes:

 

  • Gran aislamiento térmico y gran hermeticidad.
  • Techos con paneles solares y baterías para almacenar la energía producida. De esta forma se mantiene la funcionalidad durante los apagones y, además, son útiles para recargar los coches eléctricos. 
  • La orientación y diseño del edificio es clave, tomando el calor y energía del Sol en verano y aprovechando las sombras en verano.
  • Las ventanas deben ser calculadas para cada ubicación definiendo las cámaras necesarias y valores de transmitancia para poder poder disfrutar de las vistas sin que la temperatura ideal del interior se escape. 

 

Sin embargo, los criterios para cuantificar el nivel de sostenibilidad en una casa Net Zero son poco específicos y se quedan algo cortos para evaluar el nivel de confort, mientras que los niveles de ahorro en la factura con las casas pasivas o Passihaus son más tangibles. 

 

Nuestra recomendación profesional: ¿Quieres saber más sobre casas Net Zero? Consulta el siguiente artículo para poder profundizar más en esta interesante técnica de construcción. 

Espero que este post te ayude en tu próxima aventura!

 

PD. Si quieres seguir conectad@, te invito a subscribirte a nuestra newsletter o a seguirnos en InstagramTwitter y Facebook.